CUIDADOS PARA MASCOTAS GERIÁTRICAS

CUIDADOS PARA MASCOTAS GERIÁTRICAS

Con los cuidados para mascotas geriátricas, regalamos una mejor vejez a nuestros fieles amigos.

 

Tal como nosotros los seres humanos, nuestras mascotas también llegan a su adultez y posterior vejez. Con la contradicción de que además, para ellos estos eventos se presentan de una manera mucho más rápida; su ciclo de vida, comparado con el de nosotros, corre a toda velocidad y es muy corto, si hablamos de una vida que nos llena de tanto amor y, por lo que muchas veces sentimos que no es justo el corto tiempo que nuestras mascotas tienen sobre la tierra y a nuestro lado. Entonces, es importante enterarse bien de los cuidados para mascotas geriátricas, aprenderlos y ponerlos en práctica, este hecho nos permitirá llenar a esos seres de amor en su etapa dorada y acompañarlos, de la mejor manera, cuando más nos necesitan, después de todo el amor y compañía que nos han brindado durante su vida entera.

Recordemos entonces primero la equivalencia de años perrunos y humanos, aunque ya es un poco un dato a voces, es siempre importante aclararlo y tenerlo presente para las cuentas: Un (1) año perruno equivale a siete (7) años humanos, esta es la equivalencia de edad para nuestras mascotas. Y, con base en esta proyección, se tendrá en cuenta la edad del perro, que nos permita proveerle los cuidados para mascotas geriátricas, más adecuados y en el tiempo necesario. Reconociendo siempre las etapas, los posibles síntomas y padecimientos, los tratamientos y las necesidades.

También recordemos las etapas de vida canina y su duración aproximada, hasta llegar a la edad geriátrica canina: La etapa de cachorros puede llegar hasta el año de vida, (7 años humanos), en razas pequeñas y medianas; y hasta el año y medio, (10 años y medio en humanos), en razas grandes. La adultez durará aproximadamente siete (7) años, (49 años humanos), y de ahí en adelante comenzará su etapa de canas doradas, cuando debemos proveerle los cuidados para mascotas geriátricas. Recordemos que 7X7 es igual a 49 años humanos, etapa ésta en la que nuestros amiguitos fieles van a empezar a necesitar mucho más de nuestra ayuda y amor: Habrán alcanzado la edad de inicio de los años dorados, en la que puede empezar un gran decaimiento de su salud y estado general, para cada raza en momentos diferentes, y dependiendo también de la calidad de vida que han tenido.

La experiencia de aprender los cuidados para mascotas geriátricas, su manejo y cuidado conveniente nos la puede brindar el acompañar el ciclo de vida completo de nuestras mascotas pero, no necesariamente tienes que aprenderlo así, y para eso está este blog, para darte los tips adecuados de manejo en esta edad para nuestros animales.

En la edad geriátrica de los perros, más de 7años, generalmente los propietarios tienen menos en cuenta la salud de sus amigos, y es un hecho que esta es la etapa en que más nos necesitan, es importante recordar que los chequeos semestrales son necesarios para saber si cada uno de sus sistemas orgánicos se encuentra saludable y en apropiado funcionamiento.  También se debe recordar que, como en los humanos, esta etapa de vida de las mascotas implica el brindar un mayor nivel de cuidados al animal: Tanto en cuanto a su alimentación, sus hábitos de caminatas, los juegos y actividades que realice, las horas de sueño y descanso, como en todo aquello que pueda significar mantener y cuidar su salud de la mejor manera posible. Entre mayores cuidados podamos brindarle, en todo sentido, le estaremos dando a nuestra mascota mayores posibilidades de llevar una mejor calidad de vida en sus años geriátricos, sufrir menos y padecer mínima cantidad de enfermedades y, por tanto, hasta existe la posibilidad de que le estemos proveyendo más años de vida a nuestro lado. Y esos años que podamos darles, la idea es que sean con la mejor salud viable y lleguen a sus últimos días con el menor sufrimiento potencial.

A continuación, te presentamos un listado de enfermedades caninas geriátricas, que se pueden prevenir y/o controlar con el tratamiento apropiado y oportuno. Ten en cuenta que se pueden presentar en cualquier momento, y con varios síntomas al tiempo. O bien, pueden presentarse enfermedades de forma asintomática. De allí la importancia de prestar cada vez mayor atención a nuestra mascota en su día a día:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Tumores: Mamarios, bazo o hígado.
  • Cataratas
  • Enfermedades hormonales: Diabetes, hipotiroidismo, Cushing.
  • Insuficiencia Renal crónica.
  • Obesidad
  • Artrosis y Prostatitis.
  • Lipidosis hepáticas.
  • Enfermedades Dentales.
  • Cálculos urinarios, (especialmente en gatos).

Acude a tu Médico Veterinario de confianza cada seis (6) meses, para el chequeo frecuente de tu mascota geriátrica, más aún si la has visto padecer alguno o algunos de los siguientes síntomas.

  • Fatiga inusual y/o Descenso de la actividad.
  • Decaimiento
  • Cambio de hábitos y Alteraciones del apetito.
  • Mal aliento.
  • Tos
  • Vómitos.
  • Dolores en alguna posición o con alguna acción.
  • Dificultad o demoras para orinar o defecar.

DALE UN REGALO DE VIDA A TU MASCOTA GERIÁTRICA: Durante estos años dorados de tu mascota, permítete estar mucho más atento de su vida y sus hábitos, obsérvala a diario, conviértete en un “estudioso” de su vida, llénala de amor observándola con lupa, y así podrás darle los verdaderos mejores cuidados que se merece en el período de la edad adulta. Te recomendamos que le hagas un regalo de vida, que solamente te costará el precio de convertirte en un verdadero observador: Abre y lleva un “Diario de la vida de tu mascota”: Día a día, semanal y mensual, para que puedas tener más claridad de sus cambios de salud, sus síntomas, sus cambios de humor, sus necesidades alimenticias, de ejercicio y de compañía. Este regalo significará vida para tu fiel amigo, tener una mejor salud y que puedas darle todo lo que llegue a necesitar, en el momento que sea necesario, en el mejor tiempo. Tu animal te lo agradecerá hasta el último día que tenga a tu lado y seguro que también tu familia apreciará que tu mascota tenga más salud, energía, cuidados y tiempo para compartir con todos, antes de su partida. El diario puede tener títulos como: Salud, síntomas, hábitos, caminatas, comida, estados de ánimo, cambios de gusto en alimentación, socialización con otros animales, energía, horas de sueño diario, hora de juego, visitas al veterinario. En fin, puedes hacer un listado minucioso de todos aquellos detalles que consideres importantes en la vida de tu mascota y aquellos que lo identifican de manera especial, cuáles van cambiando y cuáles se mantienen, detalles de su personalidad cuando joven y en su edad adulta. Todo aquello que puedas ver como importante a la hora de determinar síntomas o enfermedades y cambios en su vida normal.

Cualquier síntoma o conducta nueva y diferente que puedas notar en tu mascota, aunque te parezca aparentemente normal, debe ser consultada con el profesional veterinario. Recuerda que siempre “es mejor preguntar que lamentar”.

Andrés Neira y Manuela Liliana Sarmiento L.

Deja un comentario