ENFERMEDADES DE LA PIEL MÁS COMUNES EN LOS PERROS

1. Alergia a la picadura de pulgas, (D.A.P.P.P):
La alergia por las pulgas es una de las enfermedades de la piel más frecuentes y examinadas por los veterinarios. Las pulgas, (CTENOCEPHALIDES CANIS Y CTENOCEPHALIDES FELIS), son insectos de aproximadamente 2 milímetros, de color negro rojizo, cabeza pequeña, antenas cortas y largas patas adaptadas para saltar. Las pulgas pueden irritar la piel del animal, cuando muerden al perro producen una sensación de reacción alérgica insoportable, provocando que la mascota se rasque o se lama desesperadamente, afectando aún más el área. Esta enfermedad se caracteriza por hacer enrojecer toda la región afectada y generar la formación de costras sangrantes.
2. Infección por hongos:

La infección por hongos o Dermatomicosis, origina inflamación, parches escamosos, pérdida del pelo y además, suele ser una enfermedad muy contagiosa. Esta Dermatomicosis hace que los hongos penetren pelo, uñas y/o piel del animal. Cabe destacar que la humedad constante, o por simplemente tener a tu perro en un espacio húmedo y con carencia de ventilación, o animales inmunosuprimidos, les causaría una invasión fúngica.

Hay hongos que se pueden transmitir a otros animales o a los seres humanos, por ello es importante mantener el animal infectado, alejado de los niños y de otros animales, hasta que la infección se haya curado por completo.

3. Sarna:

La sarna canina es una enfermedad causada por un ácaro externo, (parásito microscópico), que vive y se reproduce en la piel del perro. Esta enfermedad es ocasionada por un temperamento fuerte, que ocasiona la irritación de la piel, pérdida del pelo y, a veces, comezón e inflamación en el animal.

Otros síntomas también abarcan el mal olor y momentos de picor extremo, lo cual hace que el perro llegue a restregarse exasperadamente. Cabe mencionar que la Sarna ataca a todo tipo de perros, sin importar la edad, el tamaño o la raza. Aunque bien sabemos que casi siempre ataca a perros callejeros, debido a su mala alimentación y mal estado higiénico, y quizás, en una considerable proporción a perros jóvenes. Y existe un ácaro en particular, llamado Sarcoptes Scabiei, que es Zoonótico, quiere decir que es transmitido a los humanos.

Existen dos tipos de sarna:

• Sarna Sarcóptica: Se contagia por el contacto directo entre perros o por sus equipos de cama, juguetes, etc. Se caracteriza principalmente por sus zonas inflamadas, piel enrojecida y la piel descamada en partes como: la panza, bordes de las orejas, codos y el tórax. Los daños mayores pueden suceder por el rascado constante y mordeduras. Esta enfermedad suele contagiar también a los seres humanos, por ello se recomienda limpiar a fondo la cama y lugares que haya estado ocupando la mascota afectada.

• Sarna Demodécica: Esta sarna suele ser hereditaria y, por lo general, no es contagiosa. Se manifiesta comúnmente en la cara, alrededor de los ojos, en las patas delanteras o afectando a todo el cuerpo. La Sarna demodécica usualmente ocasiona pérdida del pelo, olor e inflamación. Si la mascota presenta una sarna muy severa, es importante llevarlo al veterinario.

4. Pioderma:

Es una de las enfermedades de la piel en perros que se presenta más a menudo, es causada por bacterias con la formación de pus. Localizada en la epidermis y en el epitelio del folículo piloso. La bacteria se encuentra casi siempre en el ano, pelo, orificios nasales, y fácilmente puede pasar a la cara del animal. Las razas de nariz chata y los perros obesos son los que tienen más probabilidad de padecer Pioderma en la cara, los labios y la vulva. Los síntomas más comunes que manifiesta la Pioderma son: Lesiones pequeñas y levantadas, picazón, costras, pérdida de peso, pústulas, etc.

5. Alergia por alimentos:

Al igual que los seres humanos, los perros también presentan alergias a distintos agentes, que su sistema inmunitario logra reconocer como extraños, y que pueden estar presentes en la proteína del alimento.

Es otra de las causas más comunes de enfermedades de la piel que puede tener un perro. Aunque parezca sin importancia, las alergias logran llegar a provocar serios problemas en nuestras mascotas. Entre los alimentos más comunes y causantes de la alergia se encuentran: El trigo, el maíz, y la soja. Y de origen animal como: El pollo, los lácteos y la carne de res. Los síntomas que presentan debido a la alergia alimenticia, son picores severos que les ocasionan rasquiña profunda durante un largo periodo; sobre todo en sus orejas, alrededor de los ojos, patas y cara. Puede tener otras manifestaciones como lagrimeo, diarrea y vómito. No se debe confundir con una intolerancia a cierto a algún alimento.

6. Infecciones bacterianas:

Las infecciones bacterianas casi siempre se tratan de una infección secundaria a otras condiciones. Con un diagnóstico seguro, estas infecciones bacterianas deben ser revisadas por un Médico Veterinario. Lo más probable es que la mascota esté padeciendo de una infección bacteriana que requiera tratamiento médico, si presenta los siguientes signos: Se rasca de manera constante, se manifiesta pérdida de pelo frecuente, llagas con exudación, formación de costras o lesiones elevadas en su piel.

7. Los puntos calientes, (HOT SPOT):

Los puntos calientes o también llamados “Dermatitis húmeda aguada”, son heridas en la piel que presentan costras, irritaciones, enrojecimiento, descamaciones o burbujas, en varias partes del cuerpo. Las consecuencias de estas manifestaciones empeoran rápidamente, ya que los perros se muerden y lamen la piel de manera constante para hallar el alivio. La causa de estas lesiones es más que todo por la comezón que producen las pulgas, garrapatas, alergias, o algún otro tipo de insecto que se encuentre en el ambiente.
Son llamados Puntos Calientes ya que se producen en partes aisladas del cuerpo, y no son lesiones que se encuentran en toda la piel.

 

 

Deja un comentario