¡PONLE LA PLAQUITA!

¡PONLE LA PLAQUITA!

Cuando se trata de proteger a tu mascota, es fundamental recordar ¡Ponerle la plaquita! Ya sea un gato o un perro, siempre debe tener puesta la placa de identificación. Se ha vuelto frecuente encontrar carteles de: SE BUSCA, en las  paredes, postes y otros lugares. Estos carteles se refieren, por lo general, a perros perdidos, pero los Gatos también se pueden perder.

 

Lo digo por experiencia propia, a mí me sucedió: Mi gato se extravió y, lo más crítico de todo, es que se perdió en una ciudad en donde no vivimos, un lugar al que solamente vamos de visita en vacaciones. Parece ser que la puerta se quedó abierta, mi gato se salió por el balcón y una noche ya no llegó a comer. Entonces empezó todo el viacrucis. ¿Cómo decirle a tu hija que su mascota no aparecía?

 

Hicimos los carteles de, SE BUSCA, con una foto reciente del gato, un número de contacto, la fecha en que se perdió y, por supuesto, ofrecimos una recompensa. Los colocamos en toda la cuadra, el barrio, la veterinaria y les recomendamos a los vecinos estar pendientes, porque los gatos a veces se meten a otras casas y no pueden salir.

 

Si tu gato se pierde, recuerda que las primeras veinticuatro (24) horas son vitales para su búsqueda, ya que es posible que no se aleje demasiado durante ese lapso de tiempo. La noche es tu mejor aliada, todo está tranquilo y no hay bulla, así que es el mejor momento para salir a buscarlo. Debes salir a llamarlo por su nombre, o como normalmente le dices en casa, es importante llevar el tarro con su alimento para que escuche su plato cuando caen las pepitas de su concentrado. Ten muy presente que sólo deben llamarlo las personas que están en íntimo contacto con él, y de quienes el gato reconozca su voz, pues no maullará con una voz que no conozca.

 

Gracias a Dios Pelusa apareció con la técnica anterior, lo encontramos  tres (3) cuadras atrás de casa de mis Papás, estaba escondido y asustado. Ahora lleva su placa todo el tiempo, pues es angustiante saber que la gente no leerá los avisos o publicaciones de Facebook, ni leerá los carteles de la calle. En cambio, con la plaquita, tienes la esperanza y mayor seguridad de que suene el teléfono y sea para darte una buena noticia.

 

Por todo esto, recuerda mandarle a hacer la placa a tu mascota, ya sea gato o perro, con la información necesaria para que te encuentren, más fácil y rápidamente. ¡Ponle la plaquita! y asegúrate de que la lleva siempre puesta. Te puedes evitar muchos dolores de cabeza.

Yakeline OZ

Deja un comentario