Reducir el estrés canino

Reducir el estrés canino

Puedes reducir el estrés canino, por medio de ocho sencillos pasos:

El estrés es una de las condiciones más comunes en los perros. Sin embargo, por falta de información, solemos confundirlo con un mal comportamiento o nerviosismo. Lo que impide proporcionar a nuestra mascota la ayuda que necesita. Cada perro manifiesta su estado de estrés de una determinada manera, por ello debes observar su comportamiento y acudir al veterinario cuando notes algún cambio significativo. Reducir el estrés canino es posible, tan sólo empezando por observar y conocer muy bien a tu perro.

BASIC FARM 1

A continuación te damos estos ocho (8) sencillos pasos que te permitirán reducir el estrés canino:

  1. Identifica la causa: Si consigues averiguar qué es lo que está provocando el estado de estrés en tu perro, te será mucho más fácil combatirlo. Por ejemplo, si apenas lo sacas a pasear, probablemente la causa del estrés sea que necesita hacer ejercicio para liberar la tensión y energía acumulada.
  2. Repite el elemento estresante: Los perros son animales muy rutinarios, y pueden entrar en estado de estrés cuando sienten que no controlan una determinada situación. Ya sea la llegada de visitas o la introducción de un nuevo perro. En este sentido, introducir el elemento estresante en su rutina le permitirá aceptarlo y sentir que lo controla. Eliminar por completo el problema no lo solucionará, igual que pasa con los humanos, el perro debe enfrentar el problema para aceptarlo.
  3. Proporciónale un espacio relajado y tranquilo: Es fundamental para reducir el estrés canino.
  4. Estimular su mente: Es aconsejable que dediques pequeños momentos del día a jugar con tu perro, también puedes hacerlo con los paseos, a lanzarle la pelota o proporcionarle juguetes interactivos.
Images for Lensdrop by Matthias Zomer
Images for Lensdrop by Matthias Zomer
  1. Otra forma muy eficaz de agilizar su mente es colocando un poco de su concentrado por las distintas esquinas de la casa, así intentará encontrarlo mediante el rastreo. También es bueno llevarlo a pasear de vez en cuando por lugares nuevos, para que encuentre nuevos olores y, en general, nuevas motivaciones.
  2. Elegir correctamente la comida: Esto es fundamental para reducir el estrés canino o evitarlo del todo. Recuerda que cuando cambiamos la comida de cachorro a adulto, debemos hacerlo de manera gradual, mezclando ambas comidas hasta que eliminamos por completo la antigua. Lo mismo ocurre cuando queremos cambiar de marca o tipo de concentrado.
  3. Tu estado emocional importa: Los perros tienen un nivel de empatía mucho mayor al nuestro, esto quiere decir que son capaces de adoptar nuestro estado como suyo. De manera que si nosotros estamos estresados, ellos pueden estarlo. Si esta es la causa, reducir tu estrés es el primer paso para intentar calmar a tu mascota.
  4. Si tu perro continúa estresado deberás llevarlo al veterinario, porque puede que el motivo sea la aparición de alguna enfermedad, que todavía no ha presentado síntomas o, simplemente, no reconociste fácilmente.

Luisa Fernanda Rodríguez S.

Deja un comentario