LO QUE DEBES TENER EN CUENTA AL ADOPTAR UN CACHORRO

En la mayoría de los casos, las personas que van a adquirir un cachorro, se dejan llevar por su belleza externa, pero realmente no saben qué raza escoger, ni por qué; si escogerlo de pelo largo o corto; si debe ser grande o no; si adoptarlo o comprarlo; entre muchos otros cuestionamientos que debemos hacernos al momento de adoptar un cachorro.

Para tomar la mejor decisión, lo mejor sería asesorarte por un veterinario, quien te dará algunas sugerencias, basado en las condiciones que rodearán al cachorro durante su vida. Pero antes que nada, lo más importante es que debes brindarle todo tu amor.

Después de que has tomado una decisión, hay varias cosas que debes tener en cuenta, debido a que un cachorro es como un bebé.  Los cachorros son muy delicados y necesitan de toda nuestra atención, cuidado, amor, tiempo y, sobre todo, mucha paciencia. Es por esto, que la edad mínima de un cachorro para ser adoptado, debe ser de dos (2) meses, ya que ese es el tiempo necesario para que el animalito haya desarrollado todas sus funciones y habilidades básicas para sobrevivir.

A partir de la tercera semana de vida, los cachorros ya pueden empezar a comer poco a poco alimentos semi-sólidos, de preferencia entre 3 a 4 veces al día. La mayoría de los especialistas en nutrición, dicen que una dieta adecuada en esta etapa de la vida consiste en mezclar tres cuartos (¾) de croquetas con un cuarto (¼) de comida enlatada o, en su defecto, realizar una papilla con las croquetas remojadas en agua tibia. En ambos casos, la comida debe ser especializada para cachorros, debido a su alto contenido proteico. Además, es importante que el cachorro tenga siempre disponible un recipiente pesado, con agua fresca.

Otra cosa que se debe tener en cuenta, es prepararle un lugar adecuado para dormir, en el que pueda estar calientico. Puede ser una cajita de cartón con una buena cobija, o comprarle su cama ya hecha; ahora existen en el mercado una gran variedad de camas especializadas para escoger. Junto a la cama, puede ponerse una botella llena de agua caliente, envuelta en tela. Y, si hay la posibilidad, ubicar un reloj para que el tic-tac lo ayude a tranquilizarse mientras duerme. Esto evitará que llore durante la noche, pues el sonido le recordará el latido del corazón de su madre.

Una vez el cachorro se encuentre en casa, es importante ayudar a nuestra mascota a superar la ansiedad. Cuando nuestro cachorro se queda solo durante el día, es pertinente acostumbrando poco a poco, es decir, comenzar con 2 minutos y volver, luego 5 minutos, después 10 minutos y así sucesivamente, esto ayudará a que se acostumbre a nuestra ausencia, de manera gradual, y no sufra de ansiedad por la separación. También es muy importante dejarle a su lado algún juguete que le guste, para que se entretenga mientras está solo.

Para aplicar disciplina a nuestro cachorro debes crear rutinas: Y una muy importante es darle de comer todos los días a la misma hora. De esta manera, el cachorro desarrollará hábitos de eliminación muy regulares y podrás prever más fácilmente cuándo tu mascota necesite defecar u orinar, para llevarlo al lugar indicado, en el momento justo. Uno de los tips a tener en cuenta: Es recordar que, aproximadamente, entre unos 15 a 20 minutos después de ofrecer la comida, debemos llevarlo al lugar indicado y, por qué no, premiarlo por hacer sus necesidades en el lugar correcto.

Es de vital importancia saber que los cachorros aprenden por la motivación. Un ejemplo fácil de aplicar es con las golosinas especializadas para mascotas, debido a que son un incentivo muy fuerte para el cachorro, así que podemos premiar su comportamiento con la administración controlada de una golosina de este tipo.

Es recomendable bañar a nuestro cachorro solamente hasta cuando tenga todas sus vacunas completas. Ya que antes de ese momento, aún son muy sensibles a los cambios de temperatura, (y aún después por un tiempo), y el baño a muy temprana edad puede producir estrés y bajar sus defensas. Algunos especialistas sugieren, incluso, bañarlos a partir de los cuatro (4) o cinco (5) meses de edad, con agua tibia y un champú especial para ellos, como BASIC-PET CHAMPU.

Ya después de su primer baño, es recomendable bañarlos una vez al mes. Usa agua tibia y BASIC-PET CHAMPÚ, especial para perros, para proteger su delicado pelo. Si tu perrito tiene pelo largo, péinalo cada tres días, para que no se le enrede. Si tiene pelo corto, péinalo una vez por semana.

Lleva a tu cachorro al veterinario para que monitoree su salud y establezca su plan de vacunación. El plan generalmente se inicia a los 45 días de edad. Es fundamental desparasitar al cachorro, según las indicaciones del veterinario, ya que una sola enfermedad puede afectar la salud del cachorro y también la de tu familia. El carnet de vacunación y desparasitación es un documento muy importante, que debes tener siempre a la mano, para hacer seguimiento a las indicaciones dadas por el veterinario, al pie de la letra.

Hay que tener en cuenta que debes compartir tiempo al aire libre con tu cachorro. Hay que sacarlo, al menos, 3 veces a la semana durante 20 minutos, y complementar esta rutina con salidas breves. Es importante saber que no debes hacer paseos largos a los  cachorros, porque se cansan muy fácilmente. Y ten en cuenta que no lo debes hacer correr inmediatamente después de haber comido, porque esto podría provocarle problemas digestivos.

No olvides siempre tener BASIC KIT, para cualquier eventualidad que se pueda presentar, es importante que siempre lo cargues, te aseguro que va a ser de gran utilidad.

Basic pet Champu

Deja un comentario